Por tanto, aunque los perros vean lo mismo que nosotros, lo ven con diferentes colores.

Otra diferencia importante es que los perros detectan el movimiento con una frecuencia diferente a la nuestra. Nuestros ojos crean la ilusión del movimiento cuando contemplan entre 15 y 20 imágenes por segundo. Por eso vemos movimiento en las películas, que se emiten a 24 imágenes por segundo (fps). En cambio los perros necesitan al menos 70 imágenes por segundo para percibir movimiento.

Cuando un perro ve una película en la tele a 24 fps, no está viendo movimiento, sino una sucesión de imágenes estáticas. Con las series de televisión o los videojuegos, que están a 50 o 60 fps, si comienzan a percibir algo de movimiento.

Un estudio publicado en Animal Cognition en 2013 demostró que son capaces de reconocer a otros perros en la tele. En general les llama la atención lo mismo que en el mundo real: golpes, ruidos de sirenas, ladridos, otros animales, etc. Se fijan más en el sonido de la tele, que en la propia imagen.

Un canal de TV para perros que se quedan solos - BBC News Mundo

DOG TV ha tenido en cuenta todo esto para crear diferentes tipos de contenido, dividido en tres grandes temas: relajación, estimulación, y exposición a sonidos y ruidos extraños, para que se acostumbren.

La OCU ha probado DOG TV con varios perros, y los resultados han sido muy dispares. Algunos de ellos realmente prestan atención al contenido y los mantiene entretenidos y relajados, mientras otros no le hacían ni caso.

Su conclusión es que, como ocurre con las personas, depende de cada perro en concreto. Su consejo es usar la prueba de 3 días gratis que ofrece la plataforma, y comprobar si al animal le gusta.

DOG TV, el canal de televisión para perros, está disponible en Apple TV, en la plataforma XBOX, a través de su web, y como una app en los principales televisores. Cuesta 8,19 euros al mes, o 69,99 euros al año.